Subsecretaria Castro visita jardines infantiles de La Protectora y destaca las virtudes de aprender en contacto con la naturaleza

jueves 13 de septiembre, 2018
a a a

La subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, realizó esta mañana una visita a los jardines infantiles “Niño Jesús de Praga” y “Ernesto Pinto Lagarrigue”, establecimientos que administra la fundación La Protectora de la Infancia y que en conjunto educan a 372 niños de la comuna de Puente Alto, para conocer la implementación del programa “Naturalizar Educativamente” de Fundación Ilumina.

Tras reunirse con la presidenta del directorio de La Protectora, Alicia Amunátegui, para conocer el trabajo de la institución, la subsecretaria Castro se trasladó al patio conjunto de los jardines infantiles, donde a esa hora los niños participaban de actividades pedagógicas en los espacios “Asombrar” y “Cultivar”, dos de los cinco que considera en total el proyecto.

Junto con felicitar el trabajo en educación inicial de La Protectora, la autoridad Mineduc indicó que “con convicción tenemos que lograr que nuestros niños piensen por sí mismos, desarrollen pensamiento científico creativo, y para eso lo mejor es comenzar con la observación de la naturaleza, que nos provee evidencia siempre. Cuando hay sol, cuando hay agua, cuando algo ocurre, esa observación nos permite hacer un pensamiento basado en evidencia y eso es lo que como educadores deberíamos querer lograr siempre”.

“Todo lo que hagamos hoy, por conectar a los niños con la naturaleza, tiene sentido. Y, además, hay otro aspecto fundamental, que se logra particularmente, que es la autoestima, esa seguridad en sí mismo. Y acá hacemos un llamado a los padres, a todos, que los niños se ensucien, trepen árboles con precaución, exploren; eso ayuda a su seguridad, autoestima y autonomía”, agregó la subsecretaria Castro, en la actividad que contó también con la presencia del gerente general de La Protectora, Francisco Loeser; la directora del área de Educación Inicial de La Protectora, Fabiola Acuña; y la directora ejecutiva de Fundación Ilumina, Magdalena Valdés.

Cabe recordar que, las experiencias con la naturaleza aportan a los niños importantes espacios de desarrollo cognitivo y emocional, capacidad de exploración, de creatividad, de destreza para la convivencia y para la resolución de problemas. Pero, además, el contacto de los niños con lo natural mejora su salud, capacidad de atención, el desarrollo motor y cognitivo, la autonomía, la seguridad y la adquisición de valores, como el cuidado del medioambiente.