Subsecretaria de Educación Parvularia lidera hito sobre calidad en el primer nivel educativo

Un hito vivió hoy la educación parvularia, con una jornada que tuvo como eje central la calidad en el aula. Por la tarde, la primera sesión del Consejo Asesor para la Calidad en Educación Parvularia (CACEP), coronó un día que incluyó, la presentación del académico de la Universidad de Nueva York y experto en calidad de la educación en la infancia, Hirokazu Yoshikawa, quien participó en un conversatorio en el Palacio de La Moneda, dando cuenta del compromiso del gobierno con la primera infancia.

“Ha sido una jornada redonda para la educación parvularia, en la que hemos podido conversar junto a distintos actores de nuestro primer nivel educativo, sobre qué estamos entendiendo por calidad en el aula y los esfuerzos que debemos seguir impulsando para que ninguna niña o niño se quede sin acceder a una educación inicial de calidad”, destacó la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro.

Tras iniciar el día con un conversatorio con miembros del CACEP y actores relevantes de la educación inicial en Chile, al mediodía las actividades se trasladaron al palacio de La Moneda, donde el psicólogo Hirokazu Yoshikawa, expuso sobre su amplia investigación en la medición de ambientes de aprendizaje y desarrollo cognitivo. Allí, se generó un diálogo sobre los desafíos de Chile en materia de calidad en la primera infancia.

Por la tarde, en el Ministerio de Educación, el CACEP realizó su primera sesión presencial, que fue liderada por el presidente de la instancia, el doctor en economía y experto en políticas públicas y educativas, Sergio Urzúa.

El CACEP, cuyo propósito es asesorar a las instituciones llamadas a elaborar y conformar el Sistema de Aseguramiento de la Calidad en Educación Parvularia, está integrado además por las consejeras y expertas en educación: Marta Edwards, Raquel Bernal, Carolina Melo, Florencia López-Boo y Jennifer LoCasale-Crouch.

Las actividades de la jornada se centraron en la educación parvularia, entendiendo la relevancia de asegurar la calidad de la educación en el período más importante del desarrollo del ser humano, como son los primeros años de vida.