Lanzamiento de Bee-Bot en el Biobío: los desafíos de la abeja robot que busca promover el pensamiento computacional

Durante los últimos años la transformación digital ha sido protagonista en muchas áreas de trabajo y este año ha cobrado especial relevancia. El COVID-19 ha obligado a digitalizar una gran cantidad de procesos y la educación no queda fuera de esta realidad, donde padres, alumnos y educadores se han visto obligados a implementar herramientas tecnológicas para dar continuidad a los procesos educativos.

En este contexto, la Subsecretaría de Educación Parvularia del Ministerio de Educación, en conjunto con Fundación País Digital, desde 2018 están impulsando el programa Bee-Bot, una abeja robot que busca promover el desarrollo del pensamiento computacional y la programación en edades tempranas. A partir de este 2020 serán capacitadas 500 nuevas educadoras, sumando a Club Bee-Bot un total de 1000 educadoras. Se espera que el proyecto impacte a 24000 niños de 500 establecimientos del país.

Para lograr esta meta, esta mañana se realizó el hito de lanzamiento del programa para los establecimientos que forman parte del Servicio Local Andalién Sur, que tiene por objetivo dar a conocer el proyecto Club Bee-Bot en el territorio y comprometer a actores clave para su correcta implementación, donde participarán directivos de 43 establecimientos que se incorporan al programa este 2020.

“En este contexto, cobran especial relevancia las nuevas tecnologías y la innovación. Con este programa se busca entregar una educación integral y de calidad, centrado en los aprendizajes para el siglo XXI, entregando oportunidades a todos los niños, niñas y jóvenes en el país para desarrollarse y acercarse a las nuevas tecnologías. Son 42 nuevos establecimientos que se suman a este proyecto, lo que beneficiará a cerca de 1.600 niñas y niños de distintas comunas”, enfatizó María José Castro, Subsecretaria de Educación Parvularia.

Este programa, enfocado en apoyar la innovación en la enseñanza y ser un soporte de acceso e inclusión en el desarrollo de habilidades del siglo XXI, se implementa desde 2018 en establecimientos públicos de los Servicios Locales de Huasco, Puerto Cordillera, Barrancas y Costa Araucanía; en la comuna de Temuco y en la Región de los Ríos, sumando un total de 26 comunas de las regiones de Atacama, de Coquimbo, Metropolitana, de La Araucanía y de Los Ríos. Este año se adhieren al proyecto Bee-Bot nuevas educadoras en estos territorios y se suman los nuevos servicios locales Chinchorro (Arica), Gabriela Mistral (Metropolitana) y Andalién Sur (Biobío), además de abarcar toda la Región de La Araucanía. Con ello, hay una participación de 52 comunas en el proyecto educacional Bee-Bot.

“La pandemia de COVID-19 ha dejado en evidencia la necesidad de avanzar en la digitalización de los procesos educativos, además reveló la importancia de contar con la preparación necesaria para enfrentar la cuarta revolución digital y, para ello, es esencial que estas se comiencen a trabajar en edad temprana. Así, en el futuro, contaremos con profesionales totalmente preparados para el mundo digitalizado. Y este es el principal objetivo de Bee-Bot, poder desarrollar el pensamiento computacional y la programación en la educación parvularia”, explicó Catalina Araya, Directora de Educación de Fundación País Digital.

Por su parte, Gonzalo Araneda, Director Ejecutivo del Servicio Local de Educación Pública Andalién Sur indicó que “al ser nativos digitales, nuestros estudiantes están abiertos a este tipo de aprendizajes, que cuando se utilizan en Educación permiten que los niños y niñas se conecten, interactúen y trabajen en pro de la resolución de un desafío. Además, tenemos que considerar que la Programación y la Robótica, sin duda serán campos de desarrollo profesional en un mundo que crece en tecnología a pasos agigantados y qué mejor que entregar este conocimiento desde edades tempranas; para que los más jóvenes del territorio se familiaricen con ello”.