Marco para la Buena Enseñanza en Educación Parvularia

En 2003, el Ministerio de Educación publicó, por primera vez, un Marco para la Buena Enseñanza (MBE), un documento único para todo el sistema escolar con el propósito de orientar la política profesional docente y dar a conocer a la comunidad los estándares que deben alcanzar los profesores.

 

En su elaboración, liderada por el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, CPEIP, del Mineduc, participaron expertos nacionales y extranjeros, el Colegio de Profesores, la Asociación Chilena de Municipalidades y una parte importante de docentes, principalmente del sector escolar, a quienes se les consultó sobre la propuesta.

 

Si bien dicho MBE integra prácticas comunes con la Educación Parvularia, se requería contar con un referente propio del nivel que guiara el desempeño de los/as profesionales del campo y que incluyera los elementos esenciales que caracterizan a la educación de los niños y las niñas desde su nacimiento hasta su ingreso a Educación Básica.

 

En esta elaboración, un rol central lo tienen las Bases Curriculares de Educación Parvularia, BCEP, de 2018, las que se constituyen en el referente principal que sustenta esta propuesta.

 

La necesidad de tener un MBE para el nivel se vio reforzada al considerar que este referente orienta la construcción de los Estándares de Formación Inicial Docente (FID) y los Estándares de Desempeño Profesional, de los cuales surgen los instrumentos de evaluación que nutren la Carrera Docente.

  • Es un referente que orienta a los/as educadores de párvulos respecto de la reflexión y la práctica pedagógica que deben desarrollar como profesionales de la educación para la mejora continua de su quehacer, estableciendo los desempeños que se espera de ellos en su labor educativa.
  • Se basa, incluyendo aspectos esenciales de la labor docente de cualquier nivel educativo, pero también distinciones y precisiones asociadas específicamente a las prácticas pedagógicas de la Educación Parvularia.
  • Se construye en forma participativa y considera, como sustento principal, las Bases Curriculares de Educación Parvularia 2018.
  • La construcción del MBE EP fue un proceso participativo y riguroso, que consideró como su base de trabajo el Marco para la Buena Enseñanza de Educación General (reeditado en 2008).
  • Con esta base de trabajo, se sumaron elementos distintivos del nivel de educación parvularia en sintonía con lo definido en las BCEP, además de considerar el contexto legal y normativo vigente del sistema educativo, los aportes de la investigación nacional e internacional sobre prácticas docentes, que impactan positivamente en los aprendizajes de niños y niñas, y las retroalimentaciones entregadas por el Consejo Nacional de Educación, CNED.
  • Además, durante el proceso de construcción, se desarrollaron diversas instancias de recolección de información y consulta a múltiples actores del nivel como educadores/as de párvulos, técnicos en Educación Parvularia, asesores/as especialistas en temas relacionados con la primera infancia, docentes y académicos de distintas universidades del país, y miembros de las principales instituciones vinculadas al nivel.

La propuesta 2018 presentada a CNED consideró los aportes de las siguientes fuentes:

 

Revisión de documento MBE EP por parte de:

  • Instituciones relacionadas con el nivel: JUNJI, Integra, DEP, DEG
  • Académicas expertas en Educación Parvularia

Jornadas de Trabajo en torno al MBE EP

  • Jornadas de Reflexión regionales 2018 (participaron más de 43.000 personas, de más de 4.000 establecimientos de todo el país)
  • Jornada Académicas 2018
  • Jornadas Educadoras de Párvulos 2018 y 2019
  • Orientar a los/as educadores/as de párvulos respecto de las prácticas pedagógicas que deben reflejar en su ejercicio profesional.
  • Promover la reflexión pedagógica crítica, individual y entre pares, en contextos educativos diversos.
  • Dar a conocer las características del ejercicio profesional de los/as educadores/as a los miembros de las comunidades y organizaciones educativas, instituciones formadoras de docentes y otras organizaciones ligadas al nivel de Educación Parvularia.
  • Aportar lineamientos a las instituciones de formación docente inicial y continua, para que puedan evaluar y enriquecer sus programas y procesos de formación y desarrollo profesional, para hacerlos coherentes con las prácticas definidas en el MBE EP.
  • Orientar la definición de instrumentos y la construcción de juicios evaluativos en los procesos del desempeño docente de educadores/as.

El Marco para la Buena Enseñanza en Educación Parvularia contempla:

  • Seis conceptos centrales, expresados en los fundamentos de las BCEP, que permean todo el MBE EP y orientan la responsabilidad y  actuar ético de el/la educador/a de párvulos en su práctica profesional: Enfoque de Derechos, Inclusión, Juego, Liderazgo, Trabajo Colaborativo, Reflexión Educativa.
  •  Familia relevada como actor fundamental del proceso educativo.
  •  Presentación de desempeños reconocidos y también desafiantes para los/as educadores/as de párvulos.
  • La estructura sobre la que se sostiene el MBE EP consta de 4 dominios, cada uno de los cuales hace referencia a un aspecto distinto del proceso de enseñanza y aprendizaje.
  • Además, cada uno de estos dominios contiene 4 Criterios que describen distintos aspectos de las prácticas pedagógicas y en su conjunto dan cuenta del sentido del Dominio.
  • A su vez, cada criterio contiene 4 Descriptores que son unidades acotadas de desempeño, expresadas en acciones encabezadas por un verbo.

Para descargar, hacer doble click sobre la imagen.