Presentación MBE EP

En 2003, el Ministerio de Educación publicó, por primera vez, un Marco para la Buena Enseñanza (MBE), un documento único para todo el sistema escolar con el propósito de orientar la política profesional docente y dar a conocer a la comunidad los estándares que deben alcanzar los profesores.

En su elaboración, liderada por el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, CPEIP, del Mineduc, participaron expertos nacionales y extranjeros, el Colegio de Profesores, la Asociación Chilena de Municipalidades y una parte importante de docentes, principalmente del sector escolar, a quienes se les consultó sobre la propuesta.

Pese a que dicho documento integra a la educación parvularia, se requería contar con un referente propio del nivel que guiara el desempeño de los/as profesionales del campo y que incluyera los elementos esenciales que caracterizan a la educación de niños y niñas desde su nacimiento hasta su ingreso a Educación Básica.

En esta elaboración, un rol central lo tienen las Bases Curriculares de Educación Parvularia, BCEP, de 2018, las que se constituyen en el referente principal que sustenta esta propuesta.

La necesidad de tener un MBE para el nivel se vio reforzada al considerar que este referente orienta la construcción de los Estándares de Formación Inicial Docente (FID) y los Estándares de Desempeño Profesional, de los cuales surgen los instrumentos de evaluación que nutren la Carrera Docente.

 

  • ¿Qué es?

  • Antecedentes

  • Objetivos

  • Características Generales

  • Estructura

  • Es un referente que orienta a los/as educadores de párvulos respecto de la reflexión y la práctica pedagógica que deben desarrollar como profesionales de la educación para la mejora continua de su quehacer, estableciendo los desempeños que se espera de ellos en su labor educativa.
  • Se basa en el Marco para la Buena Enseñanza general, incluyendo aspectos esenciales de la labor docente de cualquier nivel educativo, pero también distinciones y precisiones asociadas específicamente a las prácticas pedagógicas de la Educación Parvularia.

Se construye en forma participativa y considera, como sustento principal, las Bases Curriculares de Educación Parvularia 2018.